Pequeña historia del Hotel Madanis (Capítulo 1)

Nuestro Hotel toma su nombre de un valle muy hermoso que se sitúa en el Pre-Pirineo de Lérida, en lo que hoy es la comarca de La Noguera. Lo que fue Madanis no se corresponde, en la actualidad, a una población concreta. Es el nombre que recibió en el siglo XI un enclave dominado por los árabes que tuvo cierta relevancia defensiva. Se ubicaba en lo alto de un valle, donde hoy se levanta una bonita ermita de base románica, Santa Maria de Meià.

Meià es el nombre del valle y lo más equivalente al antiguo Madanis, la población más cercana es Vilanova de Meià, a 14 kms. de Artesa de Segre y a unos 30 de Ponts.

Es un lugar muy hermoso, aunque de una belleza especial. Es una zona montañosa con muchas fuentes, aire muy limpio, aguas muy puras. Son famosas sus formaciones rocosas, muy del gusto de los escaladores que trepan por ellas. El color gris de sus rocas está muy bien recogido en el color del hall del Hotel y en el fondo del mural de recepción. Esas mismas rocas grises y peladas convierten a Meià en paraíso del parapente.

Sin embargo, no es una zona turística, sólo unos cuantos, normalmente hijos de personas que han nacido allí, vemos en el valle de Meià un enclave idílico para descansar. Es una tierra muy virgen y todo en ella es aún muy auténtico. Es un placer allí el olor de las hierbas: la ajedrea, el tomillo, el té de roca tienen un aroma intensísimo. La miel que producen los habitantes de Vilanova es deliciosa, sus embutidos, sus mermeladas, sus “coques de recapte”, la carne de sus rebaños, el aceite de sus olivos…

Category(s): Historia
Tags: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

 

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>